Mito o realidad: ¿La miga del pan engorda más que la corteza?

portada-mito-miga-de-pan-engorda-mas-agustincrok

¿Alguna vez escuchaste que la miga del pan engorda más que la corteza? Hoy vamos a derribar ese mito.

Entiendo que nació porque alguien habrá recomendado sacarle la miga al pan para así comer menos cantidad. Además, como es lo que ocupa más volumen, parece que comes poco.

Pero pensalo por un momento, cuando hacen el pan, agarran todos los ingredientes y los mezclan para hacer una masa homogénea. Todas las partes de esa masa «engordan» lo mismo. ¿Por qué luego de ponerlo al horno, lo de adentro engordaría más que lo de afuera?

miga-corteza-pan-istock-agustincrok
Fuente: IStock

De hecho, es al revés, gramo a gramo la corteza tiene más calorías que la miga. Ya que al cocinarse, la cocción comienza de afuera, para adentro.

La corteza se forma porque está más tiempo y en contacto directo con el calor, al deshidratarse más, pierde peso, volumen y queda más crocante. A su vez, por la liberación de gases en el interior, el pan se expande y se puede generar una compresión de masa en la superficie.

Por la reacción de Maillard, la corteza del pan gana características organolépticas diferentes a la miga.

Entonces, en 100 gramos de corteza técnicamente hay más cantidad de pan puro que en 100 gramos de miga, ya que en esta última estamos pesando más agua debido a su mayor contenido de humedad. 

Por ende, la miga «engorda» menos que la corteza por tener una menor densidad energética.

¡Hasta acá el artículo de hoy! ¡Espero que te haya servido o hayas aprendido algo!

Saludos,

Crok.

Deja un comentario